Posteado por: edgarallanpoet | julio 7, 2013

La envidia es …

La envidia es mala consejera, en eso se parece a la prisa. Por no decirte “recupérate”, “que te sea leve”, te dicen al menos estás moreno, como si confundieran la educación y las buenas maneras con el color de la piel. Al menos encontrarme tras meses con mi amigo Javier, a quien han operado a corazón abierto por una dilatación de aorta, a vida o muerte, me ha hecho reflexionar y pensar en que un dedo roto no es nada comparado con un corazón roto

Anuncios

Responses

  1. Muchas gracias, Javier. A mí me han dicho alguna vez que me ven más guapo que antes de la operación, así que nada, pensaremos que la belleza es un reflejo de la salud.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Cristales de azúcar amarilla

palabras que surfean sobre el texto...

A %d blogueros les gusta esto: